21 de septiembre de 2020 - 22:18
Notas de prensa
16/09/2020
El Ayuntamiento rehabilitará las fachadas de once inmuebles de alto valor artístico ubicados en Murcia y sus pedanías
Presentación de los últimos proyectos enmarcados dentro del Plan de Restauración y Rehabilitación del Consistorio.
La ermita San Roque de Algezares, el caserón de Los Penchos de La Albatalía, el Colegio Mayor Azarbe de Murcia y el edificio Convalecencia son algunos de los edificios elegidos.
José Ballesta: “El objetivo es ensalzar el valor patrimonial y arquitectónico de estos inmuebles emblemáticos, que presentan un gran componente cultural y forman parte de la historia viva de Murcia”. El Ayuntamiento destinará 194.169 euros a la mejora integral de las fachadas de todos los inmuebles.

 

El alcalde de Murcia, José Ballesta, junto al concejal de Desarrollo Sostenible y Huerta, Antonio Navarro, el edil de Pedanías y Barrios, Marco Antonio Fernández, y el concejal de Cultura y Recuperación del Patrimonio, Jesús Pacheco, presentó esta mañana los últimos proyectos enmarcados dentro del Plan de Restauración y Rehabilitación del Consistorio; once inmuebles repartidos en Murcia y sus pedanías que presentan un alto valor artístico o arquitectónico, en los se desplegarán distintos trabajos centrados en la rehabilitación de sus fachadas.

 

“Ensalzar el valor patrimonial y arquitectónico de un total de 11 inmuebles emblemáticos, repartidos en Murcia y sus pedanías, que presentan un gran componente cultural y forman parte de la historia viva de Murcia es el objetivo de las actuaciones que hoy presentamos”, destacó José Ballesta, quien añadió que “la Iglesia Nuestra Señora de Cortes, en Nonduermas, en la que ahora mismo nos encontramos, así como la Ermita de San Roque de Algezares y la Casa Torre Guil de Sangonera La Verde son algunos de los espacios elegidos”.

 

En concreto, las bases de esta convocatoria se publicaron en el Boletín Oficial de la Región de Murcia el 17 de enero de 2019, para fomentar la restauración de las fachadas de edificios civiles de titularidad y usos privados; la restauración exterior de edificios religiosos, de culto y uso colectivo, y la rehabilitación estructural de edificios catalogados como BIC de grado 1 y 2.

 

Evaluadas las solicitudes presentadas y teniendo en cuenta las bases del concurso, así como los criterios de evaluación, se propuso desde el Ayuntamiento –en concreto, desde el Servicio de Disciplina Urbanística, Sección Rehabilitación y Ruinas, la concesión de las ayudas para los once edificios elegidos, cuya cuantía total asciende a 194.169,98 euros. Actualmente, los proyectos se encuentran en fase de adjudicación provisional.

 

El Colegio de Arquitectos de Murcia, entre los elegidos

Los proyectos presentados se centran en la reparación y renovación de las fachadas de los inmuebles elegidos. En la Iglesia Nuestra Señora de Cortes de Nonduermas se van a restaurar las fachadas exteriores, se va a proceder a la reparación de las grietas de la bóveda de la nave principal y se va a realizar una restauración completa de la cubierta de su Casa Parroquial, entre otras medidas.

 

Otros de los enclaves en los se van a acometer actuaciones de mejora son la Casa Torre Guil de Sangonera La Verde, el Colegio Mayor Azarbe de Murcia, el Colegio de Arquitectos de Murcia y el edificio ubicado en la calle González Adalid, números 11 y 13, esquina con la calle Platería, catalogado como BIC –un edificio de estilo modernista, que data de 1930, proyectado por José Antonio Rodríguez–.

 

Más enclaves: Convalecencia, la finca La Peraleja en Sucina y la Ermita de San Roque de Algezares

El programa engloba distintas actuaciones en once edificios repartidos por Murcia y sus pedanías, como las siguientes:

 

-Rehabilitación de las almenas y la fachada del edificio de Convalecencia de la Universidad de Murcia, ubicado en el Paseo Teniente Flomesta. En este espacio se rehabilitarán, principalmente, los elementos ornamentales de coronación de la fachada y la cubierta, y se realizarán reparaciones de carpinterías de madera en ventanas y contraventanas, así como la reposición y reconstrucción de las piezas deterioradas.

 

-Rehabilitación de la fachada de la finca La Peraleja en Sucina. Esta finca, que cuenta en su interior con un cortijo construido en el siglo XIX y engloba una serie de patios interiores, huertos, pinadas, jardines, así como varias construcciones anexas entorno al cuerpo de una vivienda principal, abarca una superficie de 4.740m2.

 

La Peraleja ha sido un referente en la historia de Sucina, no sólo por la belleza y originalidad del conjunto arquitectónico que forma, sino porque la vida del pueblo ha estado estrechamente vinculada a la de la casa y finca agrícola desde que fuese adquirida a principios del siglo XIX, cuando fue sacada a subasta por Hacienda en la desamortización de Mendizábal.

 

-Rehabilitación de la Ermita de San Roque de Algezares, un edificio del siglo XVIII. La atalaya donde se sitúa la Ermita de San Roque es uno de los catorce enclaves incluidos en una red de miradores estratégicos en la que los vecinos pueden disfrutar de las mejores estampas del paisaje que rodea la capital murciana. La reparación de la bóveda central, la sustitución de la estructura y cubierta de la sacristía, así como la reparación de la puerta principal de acceso son algunos de los trabajos que se realizarán.

 

El caserón de Los Penchos, en La Albatalía, y el edificio Guillamón, de arquitectura modernista

Los edificios restantes en los que realizarán las actuaciones son:

 

-Rehabilitación del edificio Guillamón, en la calle San Patricio, Nº10, en Murcia. Ubicado entre las calles San Patricio, Sol y Frenería de Murcia, se encuentra dentro del recorrido modernista de Murcia, siendo uno de los mejores ejemplos de arquitectura modernista en la capital junto con la casa Díaz Cassou y el edificio Cerdá.

 

Fue construido entre 1920 y 1924 por el arquitecto murciano José Antonio Rodríguez Martínezel arquitecto municipal murciano que también realizó la Casa Cerdá, la Casa de los 9 Pisos, la Convalecencia y la de los Almacenes La Alegría de la Huerta. Llamado también Ferretería Guillamón, sobrevivió a la reforma de la plaza de la Catedral de Murcia y ahora se ha convertido en uno de los edificios más emblemáticos del casco histórico de la ciudad.

 

En este enclave se realizarán obras de restauración de los miradores de su fachada, mejorando su conservación y poniendo fin a las filtraciones.

 

-Rehabilitación de la edificación ubicada en carril de Los Penchos, en el número 71, en La Albatalía; un caserón de plantas y cámara, en el que se va a proceder a la retirada del mobiliario, así como a la demolición y la reparación de los tabiques que estén deterioradas y supongan un riesgo, en caso de que sea necesario, entre otras actuaciones.

 

Rehabilitación de las fachadas de tres edificios del centro histórico

Entre otras actuaciones, este programa también supuso la rehabilitación de las fachadas de tres edificios del centro histórico de Murcia el año pasado –los inmuebles que se encuentran en las calles González Adalid, Pintor Villacís y Sagasta, que recibieron una mejora integral en sus fachadas.

 

En concreto, los operarios renovaron las fachadas de los edificios que se encuentra en el número 6 de la calle González Adalid, en el número 2 de la vía Pintor Villacís y en el edificio del número 27 de la calle Sagasta, junto al número 1 de la calle Bendame. Todos estos inmuebles forman parte del casco urbano más castizo de la ciudad y se encuentran protegidos por el Plan Especial del Conjunto Histórico Artístico de Murcia.

 

 

G.P.
Audio

Declaraciones de José Ballesta