28 de junio de 2022 - 8:39
Notas de prensa
12/02/2008
Los muchachos de Elisa Séiquer vuelven a jugar en el jardín de Las Tres Copas

• El Ayuntamiento recupera esta magnífica pieza de un almacén municipal y la a restaura

• Es la segunda gran escultura que el programa Murcia que se fue ‘rescata’ del olvido para el disfrute de todos los murcianos

La escultura Juego de muchachos, de Elisa Séiquer, ya luce restaurada en el jardín de las Tres Copas. La obra de la autora murciana ocupa un lugar destacado junto a los juegos infantiles y para su colocación ha sido necesario rehabilitar una parte del jardín. La concejal de Medio Ambiente, Adela Martínez-Cachá, ha presentado la obra y ha advertido que, a partir de ahora, los murcianos podrán disfrutar de una pieza de gran valor histórico.

Se trata de la segunda obra que el Ayuntamiento de Murcia recupera de los almacenes municipales para embellecer la ciudad dentro del programa municipal Murcia que se fue.

El programa Murcia que se fue es una iniciativa impulsada por el Alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, que permitirá recuperar algunos de los monumentos históricos de Murcia. La idea consiste en restaurar piezas tan populares como la escultura de La Fama, de González Moreno –ya ubicada frente a la

Delegación del Gobierno, o el León del Malecón, retirado del

Plano de San Francisco cuando comenzaron las obras de construcción de la pasarela peatonal de Manterola.

“Es sólo el principio”

El Alcalde ha destacado que esta iniciativa es sólo el principio de otras muchas que permitirán a la ciudad recuperar una parte espléndida de su pasado. Además, el programa Murcia que se fue viene a completar la apuesta municipal por el urbanismo cultural en la ciudad de Murcia.

Desde el Ayuntamiento se seguirá fomentando la implantación de elementos arquitectónicos y escultóricos «que resalten el carácter y modernización de la ciudad, acorde con el proceso de crecimiento social y económico actual, sin olvidar el espléndido pasado que atesora Murcia y que ha convertido numerosos monumentos en símbolos de la urbe».